domingo, 31 de marzo de 2013

Más de principios de año...

Hacía tiempo que no trabajaba con los trepadores azules y se me había olvidado lo rápidos y descarados que pueden ser; pero también son muy bonitos. Por eso me alegré del reencuentro:






Y donde hay trepadores suele haber también otros individuos de la familia de los páridos (capuchinos, herrerillos comunes, carboneros...).








El buitrón y el ruiseñor bastardo también han engrosado mi archivo de paseriformes:











6 comentarios:

  1. Preciosa entrada Luis, el bastardo me lo apunto para este año a ver si cae, el año pasado por falta de tiempo...... una pena, y son dificiles de pillar.

    Los trepadores me tienen enamorado con ganas de un dia poder dedicarles su tiempo.

    ResponderEliminar
  2. Hola Luis , que bonita entrada, me encanta tu blog,felicidades un abrazo !!!

    ResponderEliminar
  3. Una pasada de entrada Luis, como siempre.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Preciosa serie Luis.. Me encantan todas.. Enhorabuena y ahora a por la primavera..

    ResponderEliminar
  5. Qué buen reencuentro has tenido con el trepador.
    Claro que, los demás páridos también han quedado meritorios; y qué decir de los sres. 'buitrón' y 'ruise bastardo'.... Nos dejas sin posibilidad de elección.
    Un saludo de 'ojolince y sra.' desde Pucela.

    ResponderEliminar